domingo, 14 de enero de 2018

Snowshoeing Guadarrama: Circo Glaciar de Peñalara.

Continúa la temporada de Raquetas de Nieve en la Sierra de Guadarrama, que luce estos días un aspecto puramente invernal. 
La actividad programada para hoy es una ruta que diseñamos específicamente para la práctica del snowshoeing en la Sierra de Guadarrama: El Circo Glaciar de Peñalara. Nos acompañan David, Gema, Natalia, Mariano y Miguel
Las condiciones nivológicas son excelentes, con espesores que superan un metro en muchas zonas de la sierra.
El pronóstico meteorológico para hoy nos advierte de cielos cubiertos con posibilidad de nieblas en las zonas altas de la sierra.
Buscamos un itinerario alternativo para escapar rápidamente del turismo masivo que soporta el puerto de Cotos en días como hoy de mucha nieve.
Natalia es polaca, pero lleva dos años en España y su castellano es perfecto. Le gusta mucho la montaña y la nieve, y ha hecho verdaderos esfuerzos por conseguir estar hoy con nosotros. 
Avanzamos poco a poco aprovechando los rastros dejados por algunos esquiadores.
A partir de los 2.000 m. de altitud comienzan a desaparecer los pinos y aparece el matorral serrano, cubierto por una gruesa capa de nieve. 
De vez en cuando aparece un claro en el cielo permitiéndonos divisar el paisaje nevado que hay a nuestro alrededor.
David y Gema ya tienen mucha práctica con el snowshoeing, pero para Mariano, Miguel y Natalia se trata de una experiencia novedosa
El primer objetivo de nuestro itinerario es llegar al refugio Zabala, situado en el corazón del circo de Peñalara. Para ello tenemos que ascender ladera arriba por una de las morrenas  laterales que dejó el glaciar de Peñalara.
El refugio Zabala fue construido en el año 1927 por Delgado Úbeda, el mismo arquitecto que construyó varios refugios en los Picos de Europa, además del balneario de Panticosa, en los Pirineos. 
Su nombre se debe a José Fernández Zabala, fundador de la Sociedad Española de Alpinismo de Peñalara.
Aprovechamos nuestra visita al refugio para comer y tratar de calentarnos con un caldito caliente.
Muy cerca del refugio se encuentra la Laguna Grande de Peñalara. Se trata de la laguna más grande en extensión del complejo lagunar de Peñalara, el único humedal de la Comunidad de Madrid incluido en la lista del Convenio Ramsar.
Sin alcanzar la magnitud de los glaciares alpinos, el glaciar de Peñalara tuvo que ser bastante importante, a tenor de las huellas que dejó sobre las duras rocas de este macizo.  
El último glaciar de Peñalara, datado en unos 18.000 años, arrastró grandes piedras, arenas y barro que fue acumulando en sus bordes, dejando tras su desaparición alargadas lomas de piedras denominadas morrenas. Aquí descendemos por la otra morrena lateral del circo de Peñalara.
Hoy es un día muy especial para Miguel, que está aquí con nosotros por cortesía de su hermano Mariano, que ha tenido el detalle de regalarle un bonito día en la Montaña.
Por fin desaparecen las nubes y nos dejan disfrutar de la colosal estampa de Peñalara. 
Buscamos ahora un itinerario alternativo para el regreso hacia Cotos, visitando parajes aislados como los que esconden la Laguna Chica. 
Pero la nieve está todavía muy blanda y las raquetas se hunden hasta las rodillas. 
En algunos tramos brindamos a nuestros acompañantes la oportunidad de abrir huella para que experimenten la sensación de libertad que nos otorgan las raquetas de nieve.
No es fácil abrir huella en estas condiciones, pero todos ellos lo han hecho muy bien.  
Por fin alcanzamos el sendero que nos llevará de regreso al Puerto de Cotos, donde pondremos punto y final a esta gran aventura en un día inolvidable para todos nosotros.  
   
GuardarGuardarGuardarGuardar

viernes, 12 de enero de 2018

Snowshoeing Guadarrama: Salida nocturna con Raquetas de Nieve (Puerto de Navacerrada, Madrid).

Arranca la temporada de nieve con una gran nevada que ha cubierto de blanco los valles y las cumbres de la Sierra de Guadarrama.

No recordábamos una nevada tan copiosa en la sierra desde hace muchos años. En algunas zonas hemos podido constatar espesores de más de un metro. 
Las condiciones son excelentes para iniciar nuestra temporada de raquetas, que este año incluye por primera vez escapadas a Gredos y a la Cordillera Cantábrica. 
Nevada en el Valle de Valdeón (Picos de Europa, León).
Como suele ser habitual, las nevadas en la Sierra de Guadarrama traen consigo la llegada masiva de turistas a los puntos clave, lo que complica mucho la organización de excursiones guiadas centradas en el ecoturismo. Para evitar las saturaciones y no contribuir al impacto, vamos a priorizar las salidas nocturnas, mucho más atractivas e interesantes, desde nuestro punto de vista.
Al encuentro de hoy en el Puerto de Navacerrada han acudido cuatro grandes aventureros: Luis Miguel y Raquel, procedentes de Leganés, Marisa (de Barajas) y Fabián (de San Lorenzo de El Escorial).
El objetivo es subir a Siete Picos desde el Puerto de Navacerrada, para disfrutar de la noche invernal guadarrámica. 
Durante la marcha pudimos localizar numerosas huellas y rastros dejados por los mamíferos más frecuentes de estas montañas: Corzos, zorros y garduñas. Muchas de ellas son muy recientes, lo que indica que estos animales realizan la mayor parte de su actividad durante la noche.
Rastro de Garduña con las dos patas delanteras y una trasera. 
Desde lo alto de Siete Picos la panorámica es imposible de describir. Tan pronto como llegamos nos quitamos las raquetas, apagamos los frontales y disfrutamos del panorama mientras nos calentábamos con un buen caldito.
Son momentos como estos en los que uno se siente que forma parte de la Naturaleza, y no hay nada mejor que compartirlos con personas que aman y respetan a las montañas.
GuardarGuardar

lunes, 1 de enero de 2018

Año Nuevo en la Naturaleza: Monte Abantos (San Lorenzo de El Escorial, Madrid).

Al igual que hicimos el año pasado, comenzamos el Año Nuevo como más nos gusta, respirando aire fresco y sintiendo cerca la naturaleza. Esta vez elegimos el Monte Abantos.  
A pesar del frío y del fuerte viento que azota hoy San Lorenzo de El Escorial, acuden a nuestra llamada Nacho, Jose Mª y Valentina.
Acometemos la ascensión por la cara este del Abantos, buscando el resguardo de los fuerte vientos que proceden del norte. 
Mantenemos una progresión constante que nos permite disfrutar de una ascensión agradable, con algunas paradas para descansar y realizar observaciones.
Antes de coronar la cumbre, donde apenas podremos mantenernos en pie por la fuerza del viento, decidimos improvisar un pequeño campamento para comer tranquilamente junto al calor de una lumbre.
Es el momento de sacar nuestras provisiones: Sopa caliente, cava y turrón. No hay nada mejor que comenzar el año disfrutando de panorámicas como esta. La ocasión merece un brindis por el Año 2018 que acabamos de comenzar.
Tras la comida, recogemos el campamento y nos abrigamos bien para visitar la cumbre del Monte Abantos, hostigada hoy por la furia de los elementos... 
Desde la cumbre casi podemos tocar las nubes de la nueva borrasca que está barriendo la península. 
El viento es tan fuerte que apenas podemos mantenernos en pie. Foto de rigor y nos vamos para abajo rápidamente.
Realizamos el descenso por la otra vertiente del monte, cruzando el Pinar de Abantos y disfrutando de su fauna. 
Los Buitres Leonados no han podido salir hoy de los nidos por culpa de los vientos. Pudimos comprobar con la ayuda de los prismáticos, que las parejas están ya ocupando sus nidos, dispuestas a iniciar en breve la nueva temporada de cría.
En el interior del bosque vimos cómo los arrendajos hacen acopio de víveres. También localizamos varios excrementos de Zorros y Mustélidos. Pero ni rastro de Corzos ni de Jabalíes. 
Desde aquí queremos dar las gracias a Nacho, Jose Mª y Valentina, por elegirnos para pasar el primer día de año en la Naturaleza. ¡Feliz Año!