sábado, 21 de octubre de 2017

Las Machotas (San Lorenzo de El Escorial, Madrid).

Hoy echamos mano de nuestro Catálogo de Rutas Locales para ofrecer un itinerario por el pequeño macizo de Las Machotas.
Nos acompañan Nacho (Madrid) y Jorge (El Escorial), que acuden a la cita para descubrir este curioso paraje natural, donde las "Piedras Caballeras" son las grandes protagonistas.
La cumbre de ambas Machotas está cubierta de grandes bloques o berruecos que, en algunos casos, se apilan unos sobre otros manteniéndose en un equilibrio precario y desafiante. 
Estas curiosas formaciones geológicas surgen de la erosión y la descomposición de la roca granítica. Difícil imaginar cómo ha podido la erosión de la roca granítica dar lugar a estos inmensos bloques que parecen colocados así por un gigante.
Partimos del Puerto de la Cruz Verde, a 1.256 m. de altitud. En el año 1942 se iniciaron unas explotaciones mineras a ambos lados del puerto, con las que se extrajo magnesita, un mineral con múltiples aplicaciones. Mientras ascendemos hacia la Machota Alta, unos pequeños excrementos sobre el camino llaman nuestra atención. Sospechamos que pertenecen a una perdiz. 
Mientras caminamos por la Machota Alta prestamos atención a las aves que habitan por la zona. Hemos visto una Cogujada Montesina realizando cantos sobre una roca.   
También son frecuentes los Colirrojos (Phoenicurus ochruros), que acostumbran a posarse erguidos mientras agitan enérgicamente la cola.   
Hembra de Colirrojo Tizón. (Foto: Jorge G. Marcos). 
Jorge "dispara" fotos con gran destreza y consigue buenas instantáneas de las aves. Aquí, un Pinzón Vulgar (Fringilla coelebs) posado sobre un Escaramujo.
Pinzón Vulgar (Foto: Jorge G. Marcos). 
Nacho tampoco pierde detalle y contempla con asombro los diferentes paisajes de las dehesas escurialenses mientras caminamos rumbo a la Machota Baja. Entre las dos Machotas discurre el sendero GR que atraviesa el Collado Entrecabezas.
A lo largo de este tramo discurre parte de la Cerca Histórica de Felipe II, construida entre los años 1562 y 1595 para delimitar las propiedades vinculadas al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial
La Machota Baja cuenta con un vértice geodésico, situado a 1.404 m. de altitud. No es una gran montaña, pero su ascensión exige cierto esfuerzo físico.
Desde aquí se puede ver el pueblo de Zarzalejo, famoso por las canteras de granito donde se extrajeron las rocas del monasterio.
Mientras descendemos por la Machota Baja, se hace evidente el batolito que emergió durante la orogenia hercínica, dando lugar a esta montaña.  
Visitamos las Canteras de la Alberquilla, lugar donde se extrageron las "Piedras de los Reyes" con las que se construyó el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.
Muy cerca de las canteras parte la Calzada de La Machota, perfectamente conservada en algunos de los tramos, sobre la que se transportaron los grandes bloques de granito. 
Junto a la calzada, una pequeña explotación ganadera cuenta con numerosos ejemplares de la raza autóctona de la Cabra Guadarrameña.
Pico Picapinos. Foto: Jorge G. Marcos.
Varios Picos Picapinos (Dendrocopos major), Pitos Reales (Picus viridis) y Rabilargos (Cyanopica cyanus) andan detrás de las abundantes bellotas. 
Rabilargo (Foto: Jorge G. Marcos).
Esta calzada constituye una auténtica reliquia histórica. Se cree que es una antigua calzada romana, sin embargo existen documentos en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial que mencionan la construcción ex novo de un camino para transportar las grandes piedras extraídas de las canteras.
La calzada atraviesa buena parte de las dehesas escurialenses, un ecosistema de origen antrópico que ha resultado ser muy beneficioso tanto para la fauna como para la flora.
Torbisco (Daphne gnidium).
El Torbisco (Daphne gnidium) es muy abundante por aquí. Se trata de un pequeño arbustillo con propiedades muy curiosas, siendo utilizado por los prehistóricos como repelente de los malos espíritus. 
Torbisco con frutos (Daphne gnidium).
El itinerario sigue el GR que discurre por la calzada de la Machota hasta la villa de El Escorial, lugar donde finaliza nuestra ruta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario