viernes, 31 de marzo de 2017

Ascensión al Monte Abantos (Sierra de Guadarrama, Madrid)

Nuestro amigo y colaborador David Sotres ha contado con nuestros servicios para la  organización de una actividad en la naturaleza para los estudiantes norteamericanos del Instituto Internacional Boston University.
El objetivo es realizar la Ascensión al Monte Abantos (Sierra de Guadarrama, Madrid) para que disfruten de una jornada en plena naturaleza, a la vez que descubren algunos de los elementos más significativos de la fauna y flora de nuestro país. 
A la excursión se han apuntado 21 estudiantes norteamericanos de la Boston University (Christina Alvarez, Elise Douglas, Tyese Fraser, Robert Gaibler, Leanne Kehoe, Colleen King, Emily Latinsky-Ortiz, Carly Levine, Judy Liang, Kaitlyn Locke, Moshe Maleh, Kathryn O'Brien, Alejandra Perez Ramirez, Audrey Poe, Rachel Poppe, Rachel Purewal, Anna Rubenacker, Logan Rubio, Emily Salcedo, Roxanne Segina y Benjamin Lahner), acompañados de sus tutores en Madrid, Dana Gannon y Emily Payamps.
Realizamos la ascensión por la ladera sur del Monte Abantos, la menos transitada y más espectacular de las ascensiones posibles a esta emblemática montaña de Madrid.
A ritmo suave y con paradas intermitentes, progresamos en la ascensión durante las primeras horas de la mañana, con una temperatura muy agradable y una calidad de aire excepcional. 
Los chicos se muestran entusiasmados por la presencia de ganado en las laderas de la montaña. Muchos de ellos nos reconocen que allí donde viven en Estados Unidos, apenas tienen contacto con la naturaleza. 
Antes del horario previsto, alcanzamos la cumbre del Monte Abantos, situada a 1.763 m. de altitud sobre el nivel del mar. 
Tras el merecido descanso que aprovechamos para comer, visitamos la Caseta del Telégrafo, situada en la Cresta del Abantos, un paraje singular que ofrece una de las vistas más espectaculares de El Escorial. 
En la actualidad esta caseta es utilizada por los Guardas Forestales del Pinar del Monte Abantos, para labores de vigilancia y protección frente a los incendios forestales. 
Desde el oeste con los Montes de Toledo al fondo, parte de la Sierra de Gredos y Las Machotas, Madrid y todo su entorno hacia el sur, y la Sierra de Guadarrama con su Pedriza hacia el este, las vistas desde este punto no pueden ser más espectaculares.
Planteamos la bajada por la Cresta para que disfruten de las sensaciones de la Montaña.
Paso a paso y con mucho tiento, descendemos por la cresta hasta cruzar a la otra vertiente, para adentrarnos de lleno en el Pinar de Abantos.
Allí prestamos atención a la fauna, identificando algunas de las señales dejadas por los mamíferos más frecuentes en la zona (Zorros, Jabalíes, Corzos, Ardillas...) e identificando los sonidos de las aves forestales: Arrendajos, Cuervos, Pito Real, Pinzones, Mirlos, Carboneros...
Finalmente visitamos la Presa del Romeral, lugar que aprovechamos para contarles algo de la historia del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, y todo lo que supuso la construcción de un monumento de tal envergadura. 
Allí pusimos punto y final a una actividad que, sin lugar a dudas, llevará en sus recuerdos este magnífico grupo de universitarios americanos. Hasta siempre chic@s.

jueves, 30 de marzo de 2017

Snowshoeing en el Circo de Las Guarramillas (Sierra de Guadarrama, Madrid).

Apuramos las últimas nevadas caídas en la Sierra de Guadarrama con nuestras Salidas con Raquetas de Nieve, en esta ocasión en el único lugar donde permanecen unas condiciones medianamente aceptables para el snowshoeing: El Circo de Las Guarramillas.
Llevamos a Karen y a Jose Miguel, de Majadahonda (Madrid), que acuden a la actividad deseando probar las sensaciones de una disciplina deportiva que coge fuerza en la Sierra de Guadarrama. 
Jose Miguel nos ha conocido por el reportaje de Televisión Española en el que hablamos de las raquetas de nieve, un reportaje grabado para el programa Zoom Sport del canal 24H, dirigido por Raquel Caparrós. 
El Circo de Las Guarramillas acumula todavía buena cantidad de nieve por estar en la cara norte de la Cuerda Larga. El entorno del Puerto de Cotos y la cara sur de Peñalara han perdido prácticamente toda su nieve, a pesar de las últimas nevadas caídas el fin de semana pasado.
No vimos ningún Buitre Negro. Tampoco localizamos rastro alguno de la Cabra Montés, salvo unos pocos excrementos cerca del Cerro de Valdemartín. Solo pudimos ver alguna pareja de Cuervos en las zonas más altas, y varios pajarillos típicos de los matorrales y roquedos subalpinos: Colirrojo Tizón, Acentor Común...
Alcanzamos los riscos de la cara norte del Cerro de Valdemartín, lugar donde decidimos dar la vuelta para regresar por el arroyo de Las Guarramillas.
La nieve estaba ya muy blanda en algunos tramos y tuvimos que extremar las precauciones para no deslizarnos ladera abajo, a pesar de llevar las raquetas.
En los prados próximos al arroyo vimos varias flores primaverales, como el Azafrán Serrano (Crocus carpetanus) y los Narcisos Nivales (Narcissus bulbocodium). Aprovechamos la ocasión para mostrarles a Jose Miguel y Karen algunos habitantes del curso de los ríos de montaña, como los Plecópteros, los Tricópteros, Gusarapas y ninfas de Libélulas.

domingo, 19 de marzo de 2017

Observación del Buitre Leonado (Sierra de Guadarrama, Madrid).

Continúa la nueva temporada de nuestra Expedición Ibérica basada en la Observación del Buitre Leonado en la Sierra de Guadarrama. 
Hoy hemos visitado las buitreras Karen y Áxel, procedentes de Majadahonda (Madrid).  Además de una montañera experimentada y una gran aventurera, Karen es una  apasionada del mundo de las aves, y en especial de las rapaces.
Ambos disfrutaron observando directamente a los Buitres Leonados, con la ayuda de nuestro potente material óptico.
El Buitre Leonado (Gyps fulvus) comenzó la temporada de cría a mediados del mes de enero, por lo que llevan algo más de 60 días incubando en los nidos. No suelen permanecer más de 68 días incubando, por lo que alguno de los polluelos ha tenido que ver ya la luz.
En uno de los nidos observamos que el buitre permanece ligeramente erguido, como queriendo proteger con sus alas al polluelo recién salido del cascarón. No hemos podido verlo, pero sabemos que está protegido bajo el cuerpo de uno de sus progenitores. En cambio, en otro de los nidos parece que todavía no ha nacido el polluelo, y se sigue produciendo la incubación.  
Durante la sesión de observación realizamos algunas filmaciones que aquí registramos:  


Tras permanecer un tiempo observando los nidos, llevamos a Karen y a Áxel a algunos de los lugares míticos del entorno de San Lorenzo de El Escorial.
Además de buitres, observamos varios Carboneros Comunes, un Busardo Ratonero, un Gavilán, varios Cuervos, Arrendajos, Lagartijas...
También hemos notado que la primavera comienza a tomar terreno, con las primeras flores en el campo, como los Junquillos Olorosos (Narcissus rupicola) adornando ya los roquedos graníticos.
Junquillo Oloroso (Narcissus rupicola).
También hemos localizado ya a los primeros artrópodos de la temporada: Opiliones y Aceiteras.
Aceitera Real (Physomeloe corallifer).

domingo, 12 de marzo de 2017

Circular de Malagón (San Lorenzo de El Escorial, Madrid).

De acuerdo con nuestro Programa de Actividades, hoy domingo toca la realización de la ruta local SL02, la Circular de Malagón, un itinerario especialmente diseñado para recorrer los parajes que encandilaron a Felipe II durante sus viajes entre Valladolid y Toledo.   
Nos acompañan Soledad (Madrid), Ana (San Lorenzo de El Escorial), y un grupo de estudiantes del Colegio Mayor "Roncalli" de Madrid: Carmen, Naomi, Paz, Andrea, y su tutora Mª Ángeles. 
Luce un sol espléndido, aunque el pronóstico anuncia para hoy un cambio radical en el tiempo.
Durante la ascensión al puerto, realizamos varias paradas para observar el paisaje. El Monte Abantos recibe su nombre por el Alimoche, una rapaz carroñera que en tiempos de Felipe II anidaba en una de sus laderas. Hoy esos nidos están ocupados por el Buitre Leonado.  
Durante el itinerario mostramos algunos de los elementos botánicos más interesantes del Pinar de Abantos, como el Abeto Pinsapo (Abies pinsapo), el Alerce Europeo (Larix decidua), el Haya (Fagus sylvatica), el Fresno (Fraxinus angustifolia), el Roble Melojo (Quercus pyrenaica), el Pino Resinero (Pinus pinaster), el Pino Silvestre (Pinus sylvestris), la Jara (Cistus ladanifer), el enebro (Juniperus communis)...
A la altura del Mirador de los Alerces abandonamos el sendero para adentrarnos de lleno en el Pinar de Abantos. Un Arrendajo (Garrulus glandarius) alertó inmediatamente de nuestra presencia en el bosque.
Pronto alcanzamos las praderas alpinas donde pastan las vacas del Puerto de Malagón. En tiempos de Felipe II existía en estos parajes una modesta ermita donde vivía un monje ermitaño llamado Juan Palomo. De aquella ermita apenas quedan hoy los restos de los cimientos. Junto a ella, se alzaba una cruz sobre un montículo de piedras.  
Aquella cruz bien podría ser la que plasmó el pintor Rubens en su cuadro del Monasterio de El Escorial, supuestamente dibujado desde el mismo lugar donde hoy paramos para almorzar. 
Cuadro del paisaje de El Escorial, obra del pintor Rubens , que visitó  el lugar en el año 1629.
Mientras almorzábamos, escuchamos a los Carboneros (Parus major) y vimos a varios Herrerillos Capuchinos (Lophophanes cristatus) merodeando entre los pinos.
Tan pronto como llegamos a las partes más altas del puerto, recibimos el azote del frío del norte, anunciando aquel cambio radical en el tiempo. Localizamos por allí varias hozaduras de Jabalí y algunos excrementos del Corzo.
Durante el descenso visitamos el Refugio de Los Llanillos, lugar donde todavía se conservan los antiguos bancales donde se iniciaron los trabajos de reforestación del Monte Abantos a finales del siglo XIX. 
Tras la visita a Los Llanillos, cruzamos la fresneda y llegamos al Arca del Helechal, una construcción levantada para abastecer de agua a la Casita del Infante. Junto a ella localizamos el excremento de un mustélido, probablemente una Garduña. 

sábado, 11 de marzo de 2017

Salida con Raquetas de Nieve (Puerto de La Morcuera, Madrid).

A pesar del tremendo calor de los últimos días en la Sierra de Guadarrama, con temperaturas máximas que rondaron los 26ºC, seguimos con nuestras Salidas con Raquetas de Nieve.
Foto: Marisa Ogallas.
Obviamente las condiciones ya no son tan favorables como en las anteriores ocasiones, y tenemos que ascender hasta los 1.900 m. de altitud para encontrar algo de nieve, y siempre en las laderas norte de la sierra. 
Foto: Marisa Ogallas.
Nos acompañan Cristina (Algete) y Marisa (Barajas), dispuestas a darlo todo por disfrutar de una magnífica jornada montañera. 

Optamos por ascender de nuevo a La Najarra (2.123 m.), para explorar su entorno y aproximarnos a las buitreras de la Hoya de San Blas.


Como buena bióloga recién licenciada, Cristina no pierde la atención al más mínimo detalle y contribuye en la identificación de todo tipo de insectos, semillas, líquenes...


Para Marisa es la primera aventura con Graellsia Ecoturismo. Además de montañera, practica el Trail Running, lo que le otorga un fondo físico excelente para todo tipo de actividades en la Montaña. 
Foto: Cristina Cerdeño.
Lo primero que hicimos fue coronar la cumbre de La Najarra, para luego crestear por la Cuerda Larga hacia la Hoya de San Blas.


El objetivo era comprobar el estado en el que se encuentran los nidos de Buitre Leonado (Gyps fulvus), pues está previsto que en estas fechas nazcan los polluelos.  
Aprovechamos también para echarle un vistazo a los grupos familiares de la Cabra Montés (Capra pyrenaica).
La Lagartija Ibérica (Podarcis hispanica) se mueve entre las rocas como si estuviéramos en  pleno verano. Es una especie muy territorial, de modo que los enfrentamientos entre los machos son muy habituales, y así lo pudimos comprobar.


Cristina pudo avistar un juvenil con la cola azul mientras estuvo explorando por el roquedo.

También vimos una pareja de Cuervos y varios Buitres Negros (Aegypius monachus) que cruzaban la sierra desde el vecino Valle de Lozoya en dirección a la Hoya de San Blas. 
Foto: Marisa Ogallas.
Mientras permanecimos en el collado, pudimos observar que en las buitreras los Buitres Leonados todavía están incubando; apenas se movieron del nido durante nuestras observaciones. 
Cuando regresábamos al Puerto de La Morcuera, localizamos a varios Escribanos Montesinos (Emberiza cia) merodeando sobre los piornos.
Azafrán Serrano (Crocus carpetanus).
Como era de esperar después de este tiempo tan veraniego, los prados del puerto están engalanados con flores que anuncian la llegada de la primavera, como el Azafrán Serrano (Crocus carpetanus) y los Narcisos Nivales (Narcissus bulbocodium). 
Narciso Nival (Narcissus bulbocodium).